Loading...

Psicólogo: Fracaso Escolar

//Psicólogo: Fracaso Escolar
Psicólogo: Fracaso Escolar2018-05-22T13:42:51+00:00

Fracaso Escolar

¿Qué es?

El Fracaso Escolar se da cuando un niño no es capaz rendir al nivel medio esperado para su edad y nivel pedagógico.

El criterio para evaluar el Fracaso Escolar son las notas del colegio o instituto, lo que se traduce en suspensos y aprobados, cuando las asignaturas suspensas son más que las aprobadas podemos hablar de Fracaso Escolar. Tener uno o dos suspensos no es un problema en sí mismo y se pueden recuperar, el problema se da cuando a final de curso no sólo no superan esos suspensos sino que se añaden más.

Para concretar aun más, podemos referirnos a terminar con más de dos asignaturas suspensas ya que ello conlleva la repetición del curso, lo que evidentemente sería una media de Fracaso Escolar, aunque a niveles prácticos y hasta la ley de calidad, debido a la coordinación entre los padres de los alumnos y los profesores, a veces se iba pasando a los niños de curso, de esta forma aplazaban los conceptos de Fracaso Escolar hasta que terminaban el ciclo de Primaria o Secundaria que no pudieran superar. En la actualidad se ha hecho una reforma y estas situaciones ya no se dan.

Causas

Existen muchas causas que pueden llegar a originar el Fracaso Escolar. Sobre todo, los trastornos de aprendizaje y emocionales. Según los diferentes estudios que existen al respecto las cifras varían pero la aproximación el la siguiente: sólo un 2% de los casos se deben a factores intelectuales, sobre un 29% se debe a trastornos del aprendizaje, entre los que destaca la dislexia, aproximadamente la misma proporción es causada por factores emocionales de cualquier tipo y un muy preocupante 10% lo ocupa el Trastorno de Déficit de Atención por Hiperactividad.

Esfera Orgánica

La Esfera Orgánica abarca todas aquellas deficiencias que tienen que ver con aquellos trastornos que implican una disminución física, algún tipo de alteración sensorial o de psicomotricidad, etc. Podemos enumerar las siguientes enfermedades: enfermedades crónicas como la diabetes, o la epilepsia, las alteraciones cardíacas, las enfermedades genéticas, etc, todas aquellas que constituyan un impedimento para el normal aprendizaje de nuestro hijo.
También existen otras características físicas como por ejemplo, la tartamudez, el estrabismo, la cojera e incluso la obesidad, éstas hacen que nuestro hijo pueda ser objeto de burla o de llegar a sentirse inferior a los demás y que aparezcan problemas tanto de socialización como afectivos y que influyan en el rendimiento escolar.

En otras ocasiones no es tan sencillo, está probado que ocurre en el caso de los hipoacúsicos. No se trata de una deficiencia total ya que no es una sordera, esta afección no siempre se detecta a tiempo ya que en ocasiones el niño empieza el colegio sin que se haya un diagnóstico previo y esto dificulta su rendimiento lectoescritor. En algunas ocasiones y junto con un tratamiento puede remitir como por ejemplo en el caso de la otitis serosa, en este caso al no ser una afección dolorosa puede llegar a pasar desapercibida aunque provoca una verdadera hipoacusia.

Podemos enumerar dos trastornos muy importante que inciden de forma muy notable en el Fracaso Escolar. Ambos son considerados como trastornos del aprendizaje aunque tienen una base orgánica.

Dislexia

En los primeros años y si no es detectada a tiempo puede llegar a convertirse en un predictor del Fracaso Escolar ya que todo el aprendizaje se basa en el adecuado aprendizaje lectoescritor. Los últimos estudios arrojan cifras desde un 10% hasta un 25% de dislexia, lo que nos previene y nos hace conscientes de la frecuencia con la que se da esta alteración que causa tantos Fracasos Escolares.

Podemos hablar de dislexia cuando un niño con capacidad mental normal o superior y dotado de un aprendizaje adecuado y sin sufrir problemas emocionales graves no es capaz de establecer un mecanismo de lectura y además,lleva un retraso con respecto a los niños de su edad de dos años respecto a su edad mental y cronológica.

Síntomas de la Dislexia

Lectura

La lectura es demasiado lenta y siempre está por debajo de la media de su clase, se producen tartamudeos, no hacen correctamente las puntuaciones y es muy fácil que cambien de línea y se salten alguna ya que su orientación espacial también se ve afectada.

También confunden la d – p, o la p -q, d y b, n y v, etc., con giros en la percepción de la letra de derecha – izquierda o arriba y abajo.

Tienden a confundir las letras que tienen un sonido parecido: p y c, c y t. O confundir las letras por el punto de articulación. Suele ser muy frecuente la ll y la ñ, l y r. Las omisiones son constantes, los padres dicen que “se come muchas palabras y letras”.

Escritura

A la hora de escribir presentan las mismas dificultades que a la hora de leer, este es el síntoma más fácil de detectar ya que es bastante evidente. A esta dificultad especial de la ortografía se le llama “disortografía” y es característica de la dislexia.

Diagnóstico de la Disortografía

  • Invierten las sílabas, por ejemplo, por – pro, etc.
  • Rotaciones: dan la vuelta a las letras arriba o abajo, p y b, derecha o izquierda, d y q, etc.
  • Unen o separan las palabras de forma inadecuada.
  • Omiten palabras enteras, plurales.
  • Repiten varias veces la misma palabra.
  • Confunden los fonemas r y l, o ll y ñ.
  • En algunas ocasiones llega a existir una auténtica escritura en espejo y llegan a escribir totalmente al revés, aunque esto suele pasar en los primeros estadios.

Síntomas de la Dislexia

Es probable que tu hijo sea disléxico si se dan estos síntomas:

  • Si empezó a hablar tarde.
  • Tiene algún tipo de dificultad motriz y es muy torpe en los juegos, deportes y habilidades manuales.
  • Si su escritura presenta faltas especiales, como “ comerse letras al final o en el medio de una palabra, invertir en las sílabas trabadas como tra por tar, bra por bar o bien rotar las letras, tanto en espejo como confundir la p – d, p – q, d y b, n y s, ll y ñ, r -l, etc.
  • Confunde los conceptos temporales, hoy y mañana, antes y después, días de la semana, meses, estaciones, el reloj.
  • No distingue entre derecha e izquierda, le cuesta orientarse en la hoja de papel, lo que hace que la apariencia de su escritura sea desastrosa, y confundía conceptos como delante y detrás, arriba y abajo, etc.
    Utiliza la mano derecha para ciertas cosas y la izquierda para otras, es decir, no esta lateralizado mano, pié, ojo y oído, del mismo lado.
  • Trastorno de déficit de atención con hiperactividad.

Factores intelectuales

En primer lugar necesitamos conocer la capacidad intelectual. La capacidad intelectual de una persona se mide por su cociente intelectual, es una valoración hecha a través de unas pruebas psicológicas y cuya normalidad se establece dentro de un intervalo de puntuaciones.

Las debilidades mentales se dan en el caso de que el cociente intelectual esté por debajo de la media, las debilidades mentales que son ligeras no se detectan fácilmente al contrario que las superdotaciones, en este caso los niños tienen un nivel intelectual muy superior a la media, paradójicamente, estos también presentan Fracaso Escolar.
Para tener un nivel intelectual bajo el coeficiente es menor a 85, van pasando de curso a pesar de no haber asimilado los conocimientos que se dan en cursos anteriores hasta que el fracaso es tan estrepitoso que cualquier prueba que hagamos nos indica que existe una inmadurez mental, que justifica la no adecuación a las exigencias escolares de su entorno.
Los superdotados, tienen un coeficiente intelectual superior a 130, pueden presentar alteraciones en su rendimiento hasta llegar con los años a un verdadero Fracaso Escolar. La explicación en este caso es muy sencilla, la escuela presenta limitaciones porque está orientado a niños con niveles intelectuales normales, les puede el aburrimiento lo que conlleva una falta total de interés.

Factores afectivos-emocionales

Existen investigaciones que demuestran que entre un 30% y un 50% de los Fracasos Escolares son causados por causas emocionales tales como depresión (mucho más frecuente de lo que creemos), la autoestima baja,trastornos relacionados con la ansiedad además de otras complicadas como son la psicosis o neurosis.

Tampoco podemos eludir el papel que representa la familia en este tipo de trastornos, la influencia de la estabilidad emocional es muy importante para los niños. Por ello, estas circunstancias pueden alterar el equilibrio afectivo y perjudicar su rendimiento escolar:

Las situaciones especiales que alteran el núcleo familiar como pueden ser la pérdida de un ser querido, el abandono, la separación del matrimonio, el nacimiento de un nuevo hermano… afectan mucho al desarrollo emocional de los niños.

Los estilos educativos de los padres como la severidad excesiva, la disciplina extrema o el exceso de perfección hacen que los padres pongamos metas a los niños que no pueden cumplir, lo que crea una fuerte inseguridadya que nunca podrán llegar a las metas fijadas les creará un sentimiento de frustración.
Por contra, el exceso de protección, el exceso de mimo también provoca inseguridad ya que no saben enfrentarse solos a las dificultades si sus papás no están allí para resolver el problema.
También podemos incluir a aquellos padres con estilos educativos distintos que producen desconcierto al pequeño, esto se traduce en Fracaso Escolar, falta de cariño, indiferencia por parte de los padres…

Podemos relacionar los problemas en el rendimiento escolar con las adicciones infantiles, la televisión, los videojuegos, las nuevas tecnologías… Cuando existe un control sobre el uso de ellas no pasa nada pero cuando se da un uso excesivo perjudica gravemente al rendimiento escolar.

El hecho de pasar demasiadas horas solos en casa por exceso de trabajo de los padres, de la presencia de un adulto que les enseñe unas normas adecuadas.
Trastornos debidos al desajuste emocional en etapas cruciales como la adolescencia. Debemos dar toda la información necesaria sobre esta etapa como pueden ser el alcohol, las drogas que desgraciadamente puede condicionar su vida además de su rendimiento escolar.

Tener una situación social desfavorable está claramente conectado con el rendimiento. Es evidente que tiene que ver con la formación o estudios de los padres, con la marginalidad, con las diferencias como en el caso de losinmigrantes, situaciones todas ellas que inciden en la formación del niño y por tanto también en su rendimiento.

Causas pedagógicas

En este punto podemos mencionar la irregularidad escolar ya sea por constantes cambios de colegio, por inasistencia escolar que hacen que al niño le falte una base para continuar con el aprendizaje.
Otra causa puede ser que el método del enseñanza del centro no se adecúe al interés del niño con los contenidos impartidos, la alta exigencia por parte del centro y la diferencia de un año de edad entre los niños de un mismo curso.
Otro motivo de Fracaso Escolar es el hecho de tener tantos deberes y asignaturas que pueden llegar a desmotivar al niño.
El desconocimiento de la técnicas de estudio y el exceso de actividades extraescolares pueden llegar a presionar a nuestro hijo y que el rendimiento no se corresponda con su verdadera capacidad intelectual.

Hay muchos niños en cada clase, a veces supera los 25, este hecho también parece incidir en los resultados de Fracaso Escolar aunque se esté disminuyendo este número aun no es suficiente.
Y sin lugar a dudas la figura del profesor también es básica en el sentido en que los profesores marcan de forma positiva o negativa a los alumnos y que ciertas aptitudes se pueden bloquear o potenciar según el caso. Aunque no sea la causa principal sí puede darse el caso.

Los Tipos de Fracaso Escolar

Primario

Cuando los problemas de rendimiento escolar se dan en los primeros años de la vida de nuestro pequeño suelen estar asociados a problemas relacionados con la madurez, algunos pueden solucionarse de forma espontánea o ser la base del Fracaso Escolar permanente.

Secundarios

Éstos se producen cuando tras años de escolarización muy buena aparecen problemas, normalmente se deben a cambios del propio niño, como por ejemplo, la adolescencia o algún hecho que de forma puntual interfiere en su vida de forma momentánea.

Circunstancial

Aun cuando el Fracaso Escolar es transitorio y aislado debemos averiguar las causas.

Habitual

Si suspender se ha convertido en algo normal y habitual desde que empieza a ir al colegio debido a causas de origen personal como por ejemplo, retraso en el desarrollo psicomotriz, retraso del lenguaje hablado, retraso en la adquisición de la lectura y escritura, etc. Debemos estar alerta ya que es el más peligroso de todos ya que los padres no suelen darle importancia al hecho de que primer ciclo de primaria y del segundo opten porque él necesita mejorar en algunas de las materias.

Para la mayoría son demasiado pequeños y carecen de importancia pero es en estos años precisamente donde se va fraguando el futuro Fracaso Escolar pero es el mejor momento para detectar los problemas y solucionarlos.

Solución para el Fracaso Escolar

En el Fracaso Escolar primario y habitual se debe realizar una exploración médica y psicológica a fin de descartar algún trastorno específico, o la existencia de un problema lectoescritor, déficit de atención, bajo nivel intelectual, etc, para poder tomas las medidas oportunas, establecer un diagnóstico precoz es fundamental en muchos casos.

En el caso del Fracaso Escolar Circunstancial se debe analizar al entorno del niño, padres, educadores, equipo psicopedagógico etc., las circunstancias concretas que hayan podido motivar la desgana o la apatía de este alumno, como por ejemplo, las cuestiones personales, sobre todo en la adolescencia, problemas con el sexo opuesto, novios, sentimientos de inferioridad o inadecuación, que suele considerarse normal una cierta inflexión o fracaso en los cursos claves como por ejemplo 2º y 4º de ESO.

Durante esta etapa es muy habitual encontrar problemas de ansiedad, depresiones, miedos y complejos, consecuencia lógica de la etapa evolutiva que son más acusados a estas edades.

También debemos averiguar si por parte de algún miembro del colegio existen críticas o humillaciones, que hayan minado el interés del alumno. Existen interesantes estudios sobre el “bullying” o acoso escolar. Tampoco podemos incluir las calificaciones injustas, o el exceso de tareas o un nivel exagerado, habitualmente forzado por la necesidad de aprobar la Prueba de Acceso Universitaria que hace que el alumno acabe agotándose puesto que se siente desbordado y por tanto se abandona totalmente.

Todos sabemos que la socialización es un factor muy importante en nuestras vidas por lo que no es raro que existan suspensos por cambios de colegio, problemas para relacionarse con los demás o de habilidades sociales.

Una vez hallamos encontrado la causa debemos poner remedio con la ayuda de un psicólogo que nos orientará hacia el tratamiento adecuado y las pautas a seguir.

Si la causa es la comunidad educativa, debemos solventar el problema cuanto antes e incluso cambiar de centro si es necesario.

Psicóloga

Laura Oliveros Nuñez

Laura Oliveros Nuñez

Licenciada en psicología por la UCM en 2002. Master en sexología.
Master en atención temprana y experta en psicomotricidad. Orientación cognitivo-conductual.

Pide cita Ahora

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Mensaje

He leído y acepto los términos de la Política de Privacidad.